Amylkar Acosta renunció a dirección ejecutiva de la Federación de Departamentos

“En la última década ha hecho carrera en Colombia, hasta hacerse coloquial, la frase del ex ministro Sabas Pretelt, en el sentido de que la política es dinámica. Las mayorías de ayer son las minorías de hoy y las minorías de hoy serán las mayorías de mañana y eso lo entiendo. La realidad política de hoy no favorece mi permanencia en la Federación Nacional de Departamentos, a la que le he servido hasta alcanzar el posicionamiento, el prestigio y la reputación que hoy tiene, como bienes intangibles de la misma que hay que preservar a toda costa”, señaló Amylkar Acosta en su carta de dimisión como director ejecutivo, presentada ante los 32 gobernadores del país, reunidos en su asamblea anual en Cali.

Su salida se da en medio de versiones sobre presuntas irregularidades por la adjudicación de un contrato por más de 17 mil millones de pesos por parte de la Federación, sin licitación pública, denuncia hecha por el senador Carlos Fernando Galán, de Cambio Radical. En las explicaciones que dio a los medios de comunicación, Acosta dijo que había interés de esta colectividad en sacarlo del cargo y que el proceso de contratación en mención fue público y ceñido al cumplimiento de la ley.

Asimismo, corrían rumores de una disputa en la misma Casa de Nariño, donde Acosta contaba con el respaldo del ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, mientras que el secretario general de Presidencia, Luis Guillermo Vélez –se dijo- había llamado a todos los gobernadores para decirles que el candidato del Gobierno era Plinio Olano, pues el acuerdo es que el presidente de la Federación sería un liberal, Didier Tavera, y el director ejecutivo de la U, Olano. Efectivamente, Tavera fue elegido hoy al frente de la agremiación.

“Soy de los que creo, con Paulo Coelho que uno debe en el decurso de la vida ir cerrando ciclos y ha llegado la hora de cerrar mi ciclo como director ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos. Y al hacerlo, lo hago con la satisfacción del deber cumplido (…) siempre he salido de los cargos que he ocupado por la misma puerta por la que entré, nunca por la puerta de atrás y siempre con la frente en alto y con mis manos libres y limpias. Esta vez no será la excepción”, concluyó Amylkar Acosta en su carta de renuncia.