Arauca, puntea en entrega de contratación a dedo

Una contundente denuncia sobre la entrega de millonarios contratos a dedo por parte de la mayor parte de las capitales de departamento realizó el senador Antonio Navarro quien, basado en información de las Cámara Colombiana de Infraestructura (CCI), estableció que en 15 de 23 capitales, los contratos que se hacen por licitación tienen dos o menos participantes. En la mayor parte de los casos, es un solo contratista el quien acumula la millonaria inversión. Contratación a dedo. (Ver recuadro)

El caso más preocupante, por decir lo menos, se da en la ciudad de Arauca donde la administración del alcalde, Benjamín Socadagüí, nuevamente de Cambio Radical partido protagonista en los últimos días por temas de corrupción, entregó 28 contratos, por más de $48.000 millones, todos a un solo oferente.

Por si existen dudas sobre el direccionamiento de la contratación en ese municipio, están también los principales beneficiados: el señor Moisés Mauricio Moreno con tres contratos que superan los $12.000 millones, Leonardo Correa Guerrero también con tres contratos por un monto de $11.900 millones. La empresa Inproav SAS con dos contratos por $8.566 millones y Luis Eduardo Sepúlveda quien tiene un contrato por $2.634 millones. En ellos está concentrada la contratación de este municipio.

Pero el análisis del senador Navarro va más al fondo y demuestra que las obras públicas en Arauca están capturadas por un puñado de contratistas. En el periodo anterior, cuando era alcalde Luis Emilio Tovar, del Partido de La U, el asunto fue similar: los mismos contratistas y montos millonarios.

El asunto fue así: Moisés Mauricio Moreno, tres contratos por $4.169 millones. Leonardo Correa Guerrero, dos contratos por $3.600 millones; Inproav, otros dos por $5.557 millones. Por último esté Luis Eduardo Sepúlveda, quien en esta administración fue el ‘Rey de las obras públicas’, los contratos en ese periodo llegaron a $14.114 millones.

 



Arauca no es el único ejemplo de concentración de la contratación. Cúcuta también está punteando, de 26 contratos que ha entregado la administración de César Rojas Ayala, de Opción Ciudadana, 24 fueron a dedo con un solo proponente. Estos alcanzan el monto nada despreciable de $67.000 millones.

Una sola firma, llamada Calidad Total SAS concentra el 23% de esta contratación, tiene dos obras públicas con el municipio de por más de $17.500 millones. El segundo gran beneficiado con el presupuesto de la ciudad es la Corporación América Bari con $16.500 millones, el 22% para “Contratar los servicios de un operador que garantice el programa de emprendimiento y generación de empleo con equidad de género en Cúcuta”. Llama la atención que el representante legal de esta empresa es Carlos Alberto Salcedo, pero quien firma el contrato es Nohora Haydee Villamizar.

Estos son solo dos preocupantes ejemplos, pero, de acuerdo con la información revelada por el senador Navarro y la Cámara Colombiana de la Infraestructura, 15 capitales de departamento tienen estos niveles de concentración de la contratación. Las licitaciones tienen máximo 3 proponentes, pero en su mayoría es a dedo, con un solo beneficiado.

No es un asunto que se pueda pasar por alto. Las administraciones de Arauca, Cúcuta, Riohacha, Montería, Yopal, Sincelejo, Neiva, Villavicencio, Quibdó, Santa Marta, Valledupar, Ibagué, Bucaramanga, Cali y Cartagena, tienen en alto riesgo las inversiones por entregar la contratación casi que a dedo. El monto no es menor, se trata nada menos que de $1.4 Billones. (Ver recuadro).