‘Asesino de Monserrate’ firmó un preacuerdo con la Fiscalía

La Fiscalía General presentó ante el juzgado segundo de conocimiento de Bogotá el preacuerdo firmado con Freddy Valencia Vargas, conocido como el ‘Asesino de Monserrate’. En el documento el procesado acepta su responsabilidad en el asesinato de ocho mujeres a quienes les ofrecía drogas si se acostaban con él en su cambuche ubicado en el cerro ubicado en el centro de la capital de la República.

Valencia Vargas aceptó su participación en los delitos de homicidio agravado y acceso carnal violento. En el documento expuesto por el fiscal 40 de la Unidad de Vida se fija una pena de 25 años de prisión. En su exposición aseguró que el hombre, que se dedicaba a labores relacionadas con el reciclaje, reconoció que asesinó a este grupo de mujeres por sentirse traicionado. 

“Les daba peluches, dinero, ropa, joyas y luego me agredían y me robaban los teléfonos o lo que tuviera en la casa. Yo aprendí artes marciales y me tocaba defenderme”, precisó. En este sentido manifestó que otras consumían la droga pero no accedían a sus pretensiones sexuales, hecho que le generaba ira por lo que las atacaba físicamente.

Sin embargo, aseguró que su intención no era quitarles la vida. “Sinceramente me sentía agobiado por esa situación, sabía que no era lo que tenía que hacer pero me presionaban, me atacaban para hurtarme las cosas y luego se querían ir sin darme nada”, aseguró el mismo procesado en la audiencia pública en el complejo judicial de Paloquemao. 

El juez del caso reseñó que no tiene claridad sobre la participación de Valencia Vargas en una de las muertes que se le atribuyen. Hecho por el cual le pidió al Instituto de Medicina Legal y la Fiscalía General que establezcan la causa real de este deceso. El funcionario judicial considera que las pruebas aportadas permiten inferir por el momento que este caso fue por muerte natural ya que no registra signos de tortura. 

El próximo 4 de abril el juez de conocimiento deberá definir si acepta o no el preacuerdo presentado. Hasta la fecha las autoridades han logrado identificar a 10 víctimas mortales del procesado, quien ya reconoció que las asfixiaba, las atacaba con arma blanca y luego las enterraba en lugares aledaños a donde se encontraba su cambuche. 

Actualmente se encuentra en la cárcel La Picota de Bogotá cumpliendo una condena de 18 años de prisión tras aceptar su resposnabilidad en el asesinato de maría del Pilar Rincón de 26 años de edad.