Caso Odebrecht: Fiscalía reabrió investigación por contrato del Río Magdalena

La Fiscalía General reabrió la investigación por las presuntas irregularidades que se habrían presentado en la adjudicación del contrato para la recuperación de la navegabilidad del Río Magdalena. Este millonario convenio le fue adjudicado por Cormagdalena a la empresa brasileña Odebrecht en el año 2010.

El fiscal General, Néstor Humberto Martínez aseguró que esta decisión se tomó al revisar nuevos elementos materiales probatorios que permiten inferir que existió una falla en la celebración de este contrato, hecho por el cual se ordenó su inmediata reapertura. 

El jefe del ente investigador aseguró que el mencionado contrato no se vinculó por los organismos internacionales con el soborno de 11.1 millones de dólares que la empresa brasileña pagó entre los años 2009 y 2014 para resultar beneficiada con millonarios convenios de obras públicas. 

Martínez hizo ‘mea culpa’ al considerar que en su momento solamente se hacía referencia a los contratos de la Ruta del Sol Fase II y la adición por el convenio Ocaña-Gamarra. Debido a eso se tomó la decisión de cerrar el caso.

Sin embargo -explicó- las pruebas conocidas permitieron abrir nuevamente esta investigación. “Las diligencias de inspecciones, interrogatorios y entrevistas continúan. Ayer se llevó a cabo una ampliación de interrogatorio y la próxima semana se adelantarán nuevos interrogatorios”.

Esto con el fin de vincular forlmalmente a nuevas personas en este caso de corrupción. “Por motivos de integridad de la investigación la Fiscalía se reserva por ahora los nombres de los funcionarios”.

El Fiscal General aseguró que esta investigación representa una gran complejidad, hecho por el cual se han abierto varias líneas de investigación con el fin de establecer e identificar a todas las personas que tuvieron relación en este pago y recibimiento de sobornos.

Por estos hechos, actualmente están siendo procesados el exviceministro de Transporte, Gabriel García Morales quien recibió 6.1 millones de dólares para realizar los trámites dirigidos para entregar el contrato de la Ruta del Sol. 

El exviceministro aceptó su responsabilidad en los cargos de enriquecimiento ilícito, peculado por apropiación y cohecho. Mientras que el exsenador senador Otto Bula es procesado por haber recibido 4.1 millones de dólares para la entrega de la adición de la vía Ocaña-Gamarra. 

El excongresista se declaró inocente. Los dos procesados  se encuentran actualmente en la cárcel La Picota de Bogotá.