Condenan a dos años de prisión al máximo accionista de Fidupetrol

El juzgado de 10 de conocimiento condenó a 25 meses (dos años) de prisión al máximo accionista de Fidupetrol, Helber Otero Pacheco tras aceptar el preacuerdo firmado con la Fiscalía General en el que aceptó su responsabilidad en el delito de tráfico de influencias de particulares. Pese a que el procesado ya pasó 15 meses y tres días en la cárcel la jueza del caso consideró que debido a la gravedad de su conducta deberá continuar pagando su pena en centro carcelario.

“Lo cierto es que su proceder fue el reflejo de los antivalores más arraigados de la sociedad colombiana como lo es el querer influir indebidamente en una decisión judicial para favorecer sus propios intereses, afectando de esta manera el bien jurídico de la administración pública. Comportamientos como éstos son los que la administración de justicia deben sancionar con todo el rigor que autoriza la ley”, precisó la jueza.

En este sentido considera que los administradores de justicia deben enviarle un mensaje a la sociedad “sobre la intangibilidad del bien jurídico de la administración pública y las consecuencias punitivas que se le derivan a quien atente en su contra”. Citando la ley 1474 de 2014 la jueza señaló que existe una prohibición para otorgar subrrogados de la suspensión condicional de la ejecución de la pena a condenados por delitos dolosos contra la administración pública. 

Igualmente negó la detención domiciliaria para el procesado. Esto debido a que no cumple con las exigencias establecidas en la ley. “Se concluye que no se encuentra satisfecho el requisito objetivo que hace relación al delito por el que se procede y lesiona el bien jurídico tutelado de la administración pública, lo que hace imposible legal y jurídicamente reconocerle al sentenciado este sustituto”.

Otero Pacheco, quien estuvo por 15 meses privado de la libertad en la cárcel Modelo de Bogotá, deberá además pagar una multa de 100 salarios mínimos legales vigentes. El procesado habria daro la orden de contratar al abogado Víctor Pacheco con el fin de que utilizara sus influencias ante los magistrados de la Corte Constitucional para que seleccionaran una acción de tutela presentada por la empresa.

La acción judicial buscaba que el alto tribunal tumbara una multa de 23 mil millones de pesos interpuesta por la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia. El abogado Víctor Pacheco -condenado a 2 años de prisión- se reunió con los magistrados Jorge Ignacio Pretelt Chaljub, Alberto Rojas Ríos y Luis Ernesto Vargas Silva. 

Otero Pacheco fue quien ordenó contactar y pagarle al abogado Pacheco al considerar que sus actuaciones ante el alto tribunal fueron satisfactorias ya que la tutela fue seleccionada para su estudio por la Sala Plena. Pese a que en un primer momento el empresario rechazó estos señalamientos, mediante un preacuerdo reconoció su responsabilidad. 

La decisión causó sorpresa en los sujetos procesales quienes presentaron recurso de apelación en contra de la decisión judicial. La defensa del procesado pide que se suspenda el punto relacionado con la orden de captura y el cumplimiento de la pena en la cárcel. Será ahora la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá el que defina si el empresario continúa o no en la cárcel.