“El 50% de los condenados por corrupción no pagan un solo día de cárcel”: Santos

“Después de ganar la guerra por la paz, debemos ahora ganar la guerra contra la inequidad y la guerra contra la corrupción”, con estas palabras el presidente Juan Manuel Santos se comprometió este lunes a que la corrupción sea uno de los problemas en los que se enfocarán los esfuerzos de su Gobierno este año. El mandatario instaló una comisión que luchará contra este delito, y anunció dos proyectos de ley que ayudarán en el tema.

A través de una declaración por un “Estado Abierto”, varios miembros de la sociedad civil concertaron trabajar para que todas las ramas del poder público tengan estándares mínimos de transparencia, acceso a la información y datos abiertos. Y que los ciudadanos estén al tanto de lo que ocurre en estas instancias del poder.

El mandatario también firmó este lunes un decreto que modifica el régimen de contratación de las entidades sin ánimo de lucro que, según Santos, estaba fuera de control.  “Era la herramienta predilecta de los corruptos para esquilmar al Estado. Fundaciones creadas o manipuladas por personas corruptas eran y son usadas para contratar y robar recursos públicos. La Secretaría de Transparencia –para dar un ejemplo– denunció en las elecciones pasadas cómo un candidato a la alcaldía de Puerto Colombia usaba una fundación para repartir mercados, dar asistencia odontológica gratuita y hasta servicios de peluquería a su clientela, como forma de compra de votos”, contó el presidente.

La norma busca acabar con los abusos en la contratación directa con estas entidades, y rastrear los recursos que se ejecutan a través de subcontratistas, “que muchas veces son los verdaderos dueños de los negocios, y usan fundaciones fantasmas para contratar”.

Sobre los dos proyectos de ley que buscan combatir la corrupción, Santos dijo que uno de ellos obliga a toda empresa que opere en Colombia a dar información sobre las personas con un control significativo de la empresa, es decir, sus beneficiarios reales. Y el segundo pretende reformar la rebaja de penas por allanamiento a cargos, y eliminar el beneficio de casa por cárcel para los corruptos.

“Según el Observatorio Anticorrupción de la Presidencia, el 50% de los condenados por delitos de corrupción no pagan un solo día de cárcel, y el 25% reciben el beneficio de casa por cárcel. ¡Háganme el favor! Y el 25% restante que va a la cárcel solo permanece recluido, en promedio, unos 22 meses. ¡Así es IMPOSIBLE!”, concluyó Santos.