En el país hay 7.719 leyes inútiles

“Las leyes les darán la libertad”, dijo Francisco Santander, el prócer independentista, refiriéndose a la importancia del poder legislativo  en el ordenamiento y la estabilidad del entonces naciente Estado colombiano. Al parecer, los líderes del país se tomaron demasiado en serio el mensaje y hoy hay por lo menos 7.719 normas que, en español castizo, no sirven para nada.

Así lo reveló esta semana el viceministro de Promoción de la Justicia, Arleys Cuesta Simanca, en una reunión que se llevó a cabo en la Cámara de Servicios Legales de la Asociación Nacional de Industriales (ANDI), donde precisamente, se abordó la temática de la depuración legislativa.

Cuesta Simanca señaló en dicho informe que el trabajo de depuración legislativa comenzó en 2015, año en el que se planteó un proyecto piloto “para la construcción de los criterios y la metodología de depuración”.

Luego, en el primer semestre de 2016, se desarrollaron nueve proyectos piloto para eliminar las normas inútiles de los sectores de Justicia, Interior, Ambiente y Desarrollo Sostenible, Minas y Energía, Ciencia, Innovación y Tecnología, Información Estadística, Inteligencia Estratégica, Inclusión Social y Reconciliación y Deporte.

Pero, ¿cómo saber si hay que derogar una norma? para el Ministerio de Justicia, existen por lo menos tres criterios. El primero es que sea obsoleta o esté en desuso. Tal es el caso de una ley que, por ejemplo, regule el uso de carruajes. El segundo, es el de la derogación orgánica,q ue es cuando hay una norma más reciente y completa que la que va a eliminarse.

Otra, que aplica especialmente para decretos, es que el objeto para el cual se expidieron ya hayan sido ejecutados. Y por último, están las normas temporales que fueron expedidas durante los Estados de Excepción.

A la fecha, informó el Ministerio de Justicia, se ha evaluado el 32% de todas las normas vigentes, esto es, 4.075 de 12.598. La tarea que queda es larga, pues aun faltan por evaluarse 800 sectores del Estado en los que las leyes en lugar de dar libertad, generan inseguridad jurídica.