Familia de soldado secuestrado por el ELN pide aplazar diálogo de paz hasta su liberación

“Que todos los secuestrados o las personas que tenga el ELN sean liberadas, porque todos tienen el mismo derecho de estar con sus familias y que no se inicie un proceso sin antes ellos liberar a toda la gente”, dijo a la AFP Gloria Moreno, hermana del soldado profesional Freddy Ernesto Moreno. (Lea aquí: Delegación de paz del Eln no confirma versión sobre soldado secuestrado)

El uniformado, de 39 años, fue reportado como desaparecido el domingo por la fuerza pública en el convulso departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela, y este martes el Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista) reconoció haberlo capturado el sábado. (Lea aquí: ELN confirma que soldado Freddy Moreno está en su poder)

El grupo insurgente, en confrontación armada con el Estado desde hace más de medio siglo, manifestó en un comunicado su intención de entregar al militar “cumpliendo con las normas del derecho internacional humanitario”.

“Lo único que queremos es que (la liberación) sea muy pronto”, afirmó Gloria Moreno, de 25 años.

Moreno sostuvo que su hermano, que lleva 19 años de servicio y sobre cuyo caso el gobierno no se ha pronunciado, se comunicó por última vez con su familia el pasado 23 de enero.

El soldado habló telefónicamente con su padre, a quien le avisó que saldría del batallón, ubicado en el departamento del Norte de Santander, vecino de Arauca, a la ciudad de Arauca a una diligencia judicial con permiso de sus superiores.

“Él salió de civil del batallón”, sostuvo Gloria.

El militar dijo a su padre que se comunicaría con ellos desde Arauca, lo que no ocurrió. “Mi mamá sí tenía un presentimiento muy raro, decía que soñaba con él, que se sentía muy intranquila”, explicó.

El gobierno de Juan Manuel Santos y el ELN anunciaron que entablarán el 7 de febrero en Quito diálogos formales de paz, tras casi tres años de encuentros confidenciales y de que se suspendiera en octubre la instalación de la mesa debido a la no liberación del excongresista Odín Sánchez, retenido por la guerrilla desde abril pasado.

Para instalar los diálogos, el grupo rebelde se comprometió a liberar el 2 de febrero a Sánchez y simultáneamente el gobierno indultará a dos guerrilleros presos, tras nombrar facilitadores de paz a otros dos.

La familia del soldado Moreno aseguró que viajará a Quibdó, la capital del departamento del Chocó (noroeste), donde se espera llegue Sánchez, para presionar la liberación de su familiar.

Alzado en armas desde 1964, el ELN es la única guerrilla activa en Colombia. El otro grupo insurgente, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), firmó en noviembre un acuerdo de paz con el gobierno.