Farc tendrán una organización para el desminado humanitario

Este viernes, la vereda de Santa Helena, en el municipio de Mesetas (Meta), se convirtió en el segundo territorio declarado como libre de minas antipersonal, en Colombia. El primero, fue el Orejón, en Briceño (Anitoquia), en diciembre del año pasado y ambos casos son producto del acuerdo final de paz, firmado entre el Gobierno y las Farc.

En este caso, se logró el despeje de 20.874 metros cuadrados y se desactivaron 20 artefactos explosivos, una tarea titánica que, tal y como se acordó en La Habana, requirió de información suministrada por la guerrilla para poder llevar a cabo el plan piloto con todas las garantías de seguridad.

Sin embargo, aún son varias las zonas afectadas con minas en todo el país. Sólo en el Meta, 25 de los 29 municipios del departamento están contaminados con artefactos explosivos y de esos, 16 están siendo intervenidos.

Por eso, la participación activa de los integrantes de las Farc es más que necesaria. No basta con que entreguen la ubicación exacta de donde, alguna vez, sembraron explosivos sino, además, que se sumen al desminado. Y para eso, ya cuentan con un plan.

Según confirmó el alto consejero para el posconflicto, Rafael Pardo, los miembros de la guerrilla están esperando trabajarán en una organización de desminado humanitario denominada ‘Humanicemos’. “Está en proceso de certificación y va a vincular a personas de las Farc. Estimamos que entre 1000 y 1200 personas de las Farc en procesos de desminado hagan parte de esa organización”, señaló pardo, e informó que ejercerán sus labores en 20 municipios en donde están ubicadas las zonas veredales de las Farc.

“Les hemos pedido a las Farc que den información de las zonas y de los tipos de explosivos sembrados. Lo fundamental es que el desminado se pueda hacer sólo cuando haya seguridad y consideramos que hoy la hay”, añadió el alto funcionario del Gobierno Santos.

A su turno, Pastor Alape, integrante del Secretariado de las Farc, reafirmó la intención de la guerrilla de seguir cumpliendo con la pactado, y afirmó que “aquí lo que hay es millones de energías de las Farc para ponerlas en ese esfuerzo”.

Sobre la vereda de Santa Helena, el Gobierno informó que durante la vigencia del proyecto, se dotó a la Institución Educativa Rural de elementos de uso académico, deportivo y tecnológico; se adecuaron cinco kilómetros de la carretera que conduce a la vereda y se fortaleció la estructura de un puente vehicular, cuyas obras financiadas con recursos de la Unión Europea. Además, el Ministerio de Cultura construirá una Biblioteca Pública para la comunidad.