Grupo criminal brasileño recluta a exmiembros de las Farc

El periódico estadounidense Wall Street Journal publicó este martes un explosivo reportaje en el que denunció que el grupo criminal brasileño Primer Comando de la Capital (PCC) estaría reclutando a miembros de la guerrilla de las Farc para expandir su poder en las rutas y redes de narcotráfico.

Según la publicación norteamericana,  la reunión que se adelanta este martes en la ciudad amazónica de Manaos (Brasil), entre el ministro de Defensa colombiano, Luis Carlos Villegas; y su homólogo Raúl Jungmann, sería para discutir las estrategias para evitar este fenómeno.

“El PCC le ha ofrecido trabajos a las Farc”, le dijo Villegas al Wall Street Journal. Y añadió que las investigaciones están en curso. La cartera que dirige Villegas añadió además que según sus cálculos, entre el 5 y el 10% de los guerrilleros de las Farc no aceptarán el Acuerdo de Paz.

De hecho, ya son cinco los jefes de las Farc que se han declarado en disidencia, y que la organización, hoy en tránsito hacia las zonas veredales de concentración, expulsó. La mayoría de ellos lideraban frente en las selvas del sur de Colombia, cerca de la frontera con Brasil.

El diario le achaca la iniciativa del PCC al aumento en la cantidad de cultivos de coca que experimentó Colombia entre 2014 y 2015, año en el que los cultivos crecieron en un 46%, según el informe anual de las Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

Lincoln Gakiya, un fiscal de São Paulo que lleva investigando diez años al PCC, señaló que este grupo se creó en 1993 en una prisión, y que hoy es el grupo criminal más organizado del vecino país, con 21.000 integrantes.

Gakiya dijo que las intenciones del PCC para reclutar miembros son diversas. La primera, es hacerse con el control de las rutas de narcotráfico que otras organizaciones manejan, así como eliminar a los intermediarios y comerciar directamente con los productores de cocaína para llevarla hasta Brasil.

La segunda, dijo el fiscal, tiene que ver con las intenciones de este grupo armado de entrenarse militarmente, para hacerle frente a las autoridades estatales de Brasil. Asimismo tienen intención de hacerse con las armas de la guerrilla, así como reclutar a sus expertos en elaboración de bombas, combatientes y francotiradores.