Implementación del Acuerdo de Paz, más allá de las zonas veredales

El uso y tenencia de la tierra, los títulos a las mineras, la erradicación de cultivos de uso ilícito y la seguridad y protección de los líderes sociales fueron los temas centrales de la discusión entre los territorios y el gobierno nacional que se dio en el marco del  foro ‘El Reto de las Regiones para la Implementación del Acuerdo de Paz’, realizado en Bogotá este 30 y 31 de enero por el Proyecto Diálogos y Capacidades para la Paz Territorial.

En diálogo con diferentes líderes sociales de las regiones de Montes de María, sur de Córdoba, Bajo Cauca antioqueño, sur de Bolívar, Meta, sur de Tolima, Cauca, Caquetá y Putumayo, que durante más de un año se capacitaron en mediación y transformación de conflictos, se analizó, junto a entidades nacionales responsables de la implementación del acuerdo de La Habana, cómo será la ruta para trabajar conjuntamente en la construcción de la paz territorial.

El intercambio de ideas se dio sobre la base de que la implementación del Acuerdo de Paz firmado en el Teatro Colón el pasado 24 de noviembre de 2016 entre Gobierno y Farc no sólo contempla el tránsito de las Farc a las zonas veredales sino que incluye también la participación de diferentes entidades nacionales y territoriales a partir del día D+180. Por eso el reto es empezar a reconstruir el tejido social en los territorios.

Para Diego Bautista, director de Paz Territorial de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, el país está entrando en una nueva etapa que será la puesta en marcha de lo que significa el concepto de la paz territorial. “Después de trabajar por más de dos años en las zonas más golpeadas por el conflicto armado, pasando de la preparación al alistamiento, empezamos a trabajar en la implementación del acuerdo de paz”, manifestó durante su intervención en el foro.

Por su parte Eder Jair Sánchez, coordinador de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (ANUC), del Putumayo, señaló que más allá de la movilización de las Farc a las zonas el país debe concentrarse en temas que involucran a todos los colombianos “Debemos poner a disposición de las agencias nacionales que tienen a cargo la implementación de los acuerdos los resultados que durante más de 20 años hemos venido trabajando al interior del país (…) el tema más importante en la Amazonía es la renovación del territorio”, resaltó el líder campesino insistiendo en la importancia de  “reencontrarnos en los territorios para empezar a forjar los pactos sociales por la paz”.

Respecto a las instituciones que tendrán un papel protagónico en el punto de transformación del campo y la sustitución de cultivos de uso ilícito, Juan Carlos Vargas, funcionario de la Agencia para la Renovación del Territorio, explicó a los líderes regionales cómo será la participación de las diferentes comunidades en la implementación de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET): “La implementación de dichos PDET no empieza sino después del día D+180, hasta que no logremos la entrega del último fusil por parte de las FARC, en el marco del traslado del personal de esta guerrilla a las zonas veredales”.

Dichos PDET empezarán su implementación en 80 municipios, durante dos etapas: la primera en 50 municipios (uno por zona veredal), y la segunda en 30 municipios en donde históricamente hubo una mayor concentración de hoja de coca y cultivos de uso ilícito. “En estos municipios, empezaremos a realizar un trabajo de reconstrucción social de los territorios y mecanismos de infraestructura; no solo en las zonas sino en más regiones del país”, enfatizó Vargas.