Jamás se pensó en la destrucción de la familia: Humberto de la Calle

En el tercer día de la Cumbre Mundial de Nobeles de Paz que se reúnen en Bogotá, el jefe negociador de paz del Gobierno, Humberto de la Calle, explicó el contenido de los acuerdos con las Farc y, por supuesto, las complejidades que surgieron tras la derrota del plebiscito del 2 de octubre.

Una de ellas tuvo que ver con el enfoque de género. En ese entonces, voces contrarias a lo pactado con la guerrilla se opusieron al punto que incluía garantías a la mujer por ser considerada como una víctima más vulnerable que la generalidad de las personas afectadas por el conflicto armado.

Diferentes sectores salieron a las calles a afirmar que lo que buscaban las partes negociadoras de La Habana era implementar la denominada ideología de género, afectando los valores de la familia. Representantes de la comunidad cristiana, especialmente, pasando por el propio Centro Democrático y hasta casos de congresistas de la Unidad Nacional decían que se estaba defendiendo a la comunidad LGBTI.

Pero, una vez más, el jefe de la delegación de paz del Gobierno, Humberto de la Calle, salió a desmentir es visión. “Jamás se pensó en la destrucción de la familia”, dijo el negociador ante centenares de asistentes a la Cumbre de Nobeles de Paz. Dijo que es una realidad que el conflicto ha golpeado de manera distinta a las mujeres. “Queremos revindicar el enfoque de género que dimos al acuerdo que fue reconocido por el mundo entero”, agregó De la Calle.

De esta manera, desmintió la postura de quienes hoy se sostienen en la presunta intención del Ejecutivo –y que arrancó con las cartillas aparentemente difundidas por el Ministerio de Educación- de sembrar en el país la ideología de género. Pero, dijo de La Calle, “nada que ver con la ideología de género y es muy triste que esto haya sido afectado de una manera torticera y mentirosa”, añadió.

A esta postura se sumó el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, quien les pidió a los eventuales candidatos presidenciales que participarán de las elecciones del año entrante que se comprometan “pública y solemnemente a respectar el acuerdo de paz, y la reincorporación de la paz, porque la verdad es que vamos muy bien”, concluyó.