La propuesta de las Farc para un gobierno de transición

Durante cuatro días el pleno del Estado Mayor Central de las Farc se dio cita en las sabanas del Yarí para discutir sobre el avance de la implementación del acuerdo de paz de La Habana y definir detalles como el número de integrantes de la dirección de la guerrilla y los nombres de las 60 personas de sus filas que harán pedagogía de la paz por todo el país.

Las principales conclusiones de lo logrado durante esos días de trabajo (del 18 al 21 de enero) fueron reveladas este domingo por las Farc en una rueda de prensa en la que el jefe de la delegación de paz,  Iván Márquez, leyó la declaración política del Estado Mayor en la que explican, además, cuáles fueron los principales temas que se abordaron durante el encuentro: la urgencia de la implementación de los acuerdos y su desarrollo normativo, el papel de la Comisión de Seguimiento, Verificación e Implementación, seguridad del liderazgo guerrillero, el significado de la reincorporación, y la amenaza que para la paz representa la “expansión del paramilitarismo ante la indiferencia estatal”.

En primer lugar, las Farc señalaron que tal como se había contemplado en la Décima Conferencia de esa guerrilla, se cumplió con el mandato de conformar el Estado Mayor Central de la transición de estructura guerrillera a partido político. Asimismo, informaron, la dirección de las Farc aumentó su número de integrantes pasando de 32 a 61, teniendo en cuenta que su objetivo principal es la consolidación del proceso de paz.

“Estamos trabajando para que el congreso fundacional del nuevo partido tenga lugar a finales de mayo. Sus tesis políticas, documentos programáticos y estatutos, serán estudiados en asambleas que tendrán lugar en las zonas y puntos transitorios de normalización, y en todos los lugares donde durante la confrontación se desarrolló la actividad partidaria reservada. Son estas asambleas las que designan en eventos democráticos los delegados al Congreso”, señala el documento al insistir en que  las Farc, las milicias y todas sus estructuras políticas ya están dando sus pasos hacia la legalidad.

En la declaración política las Farc agradecen a los ciudadanos que conformaron la agrupación política Voces de Paz por el papel que han desempeñado no solo vigilando la puesta en marcha de los acuerdos y su materialización en los proyectos de ley que se tramitan en el congreso, sino también promoviendo el tránsito de las Farc a partido político legal. 

Las sesiones en el Yarí tuvieron especial énfasis en el tema de los lineamientos generales y contenidos  de la propuesta de un gobierno de transición. “Consideran las Farc que un gobierno de estas características deberá propugnar por la implementación de los acuerdos de La Habana y garantizar la verdad y la reparación para las víctimas. Impulsar políticas orientadas al buen vivir de la población, la ampliación de la apertura democrática, direccionar el gasto público hacia la solución de las necesidades más sentidas de la gente del común; un gobierno de transición que se proponga la recuperación de la capacidad productiva del país, que convoque a un acuerdo nacional para asegurar para Colombia un medioambiente sano, que recupere la descentralización y construcción social del territorio, la inserción soberana de Colombia en el proceso de integración regional, y el impulso a un proceso constituyente abierto”, manifiesta la guerrilla señalando que sobre esos temas abrirán el diálogo con todas las fuerzas políticas del país.

Las Farc insistieron, además, en que su partido político será abierto y representará los intereses colectivos, en especial de las poblaciones pobres y excluidas. “Finalmente informamos al país que el Pleno Héroes de Marquetalia, seleccionó a los 60 guerrilleros que a partir del momento harán pedagogía de paz por todo el territorio nacional y los 10 que por cada Punto y Zona Veredal Transitoria de Normalización, desarrollarán esta labor”, puntualizan.