Larga vida al Nintendo 3DS, que gana fuerza gracias a Pokémon

Toda la atención de Nintendo este año estará en lograr que su nueva consola, la Nintendo Switch, sea un éxito después de su lanzamiento mundial en marzo. No es para menos: después del estruendoso fracaso con la Wii U, que sólo ha vendido 13 millones y medio de unidades en todo el mundo, y que palidece frente a los más de 100 millones de Wii (su antecesor) que se vendieron en todo el globo, el futuro de la compañía depende de que la saquen del estadio con su nueva consola.

Sin embargo, Nintendo todavía tiene una consola portátil que, si bien no fue el triunfo que los japoneses esperaban (ha vendido cerca de 62 millones de 3DS frente a los 154 millones de Nintendo DS que vendió), sigue marchando y capturando a un nicho particular de jugadores. Con el anuncio de la Switch muchos analistas dieron por condenado al 3DS dado que la nueva consola, además de estar pensada para los televisores de las casas, es portátil, lo que significa que entra a competir directamente con la 3DS.

Pero si están pensando vender su 3DS (o no comprar una), hay algo para considerar: Pokémon le ha dado vida y, por lo menos en el 2017, vienen nuevos juegos. Según reporta Polygon, Pokémon Sun y  Moon, lanzados en noviembre del año pasado, han vendido 14,65 millones de copias, y están a un millón y medio de copias de convertirse en los títulos más exitosos del 3DS, superando a Pokémon X y Y. Más importante aún para Nintendo: los juegos están vendiendo consolas. Desde su lanzamiento, se movieron 6,45 millones de 3DS, un incremento del 10% con los datos del año inmediatamente anterior.

Eso significa que la estrategia de probar suerte en el nuevo rey de lo portátil (los celulares inteligentes) con Pokémon Go rindió sus frutos. Aunque Go ya no es la sensación que fue en el principio (algo predecible dada su poca jugabilidad después de un tiempo), la marca Pokémon se vio beneficiada y Nintendo reportó ventas en varios de sus juegos para la 3DS.

Paréntesis: ¿se imaginan que Nintendo apostara por una experiencia Pokémon más completa en teléfonos inteligentes, es decir, más cercana a Sun y a Moon que a Go?

En todo caso, el renovado interés de la audiencia en la 3DS garantiza que Nintendo no se olvide de ella, por lo menos en los próximos dos años. Este año saldrán juegos en la franquicia de Fire Emblem, otro de Pikmin y una versión adaptada de Dragon Quest 8. El futuro de las consolas portátiles está en veremos y todavía se está inventando, pero Pokémon se encargó de darle fuerza a un viejo conocido.