Los líos de Nancy Patricia Gutiérrez con los testigos de su proceso

Hace dos años y medio, el caso por parapolítica de la exsenadora Nancy Patricia Gutiérrez por parapolítica vio su fin cuando la Corte Suprema de Justicia declaró un auto inhibitorio en su favor. En palabras cristianas, el alto tribunal indicó que las pruebas que había en su contra no eran suficientes para seguirla investigando, pero que el expediente no se archivaba por si acaso llegaba una nueva prueba en su contra. Y aunque eso no ha sucedido aún, la exsenadora Gutiérrez todavía tiene que entenderse con la justicia.

Esta semana se supo que Luis Alberto Medina, alias Cristo Malo, logró un preacuerdo con la justicia. Desde septiembre de 2014, la Fiscalía anunció que le iba a imputar cargos tanto a él como a otro hombre, llamado Andrés Vélez, por falso testimonio. Vélez había declarado que, en una reunión con gente del Bloque Centauros, su jefe Miguel Arroyave había ordenado respaldar a la entonces aspirante al Congreso Nancy Patricia Gutiérrez. Cristo Malo secundó la versión de Vélez.

Ahora, sin embargo, la historia es otra: a cambio de pasar menos tiempo en la cárcel (le esperaba una pena de al menos 8 años de prisión), Cristo Malo acaba de aceptar que mintió en el proceso contra Nancy Patricia Gutiérrez, quien fue investigada inicialmente tras haber sido señalada en 2008 de haber recibido apoyo de los paramilitares en su campaña política. La denunciante era una de las primeras congresistas sentenciadas por la parapolítica: Rocío Arias.

El tema Vélez

La pelea entre la expresidenta del Congreso y Andrés Vélez, sin embargo, no cesa. Ella lo denunció a él de haber mentido ante la Corte Suprema para perjudicarla, al punto que la Fiscalía la reconoció como posible víctima de falsos testigos –el preacuerdo de Cristo Malo con la Fiscalía es una evidencia–. Vélez, por su parte, asegura que él no fue testigo en el proceso contra Nancy Patricia Gutiérrez.

El año pasado, Vélez denunció a Nancy Patricia Gutiérrez por tráfico de influencias en servidor público. Él asegura que la Corte Suprema emitió un certificado que demuestra que él no rindió declaraciones contra ella y que la exsenadora movió sus influencias para lograr que le imputaran cargos por falso testigo, tal cual ocurrió en septiembre del año pasado.

Por esa denuncia, la Fiscalía ya le notificó a Vélez que se compulsaron copias a la oficina de asignaciones del organismo para que se investigue a Gutiérrez, quien ya había sido investigada antes por tráfico de influencias. Ella fue señalada de haberle pedido al DAS reportes de los movimientos de la excongresista Piedad Córdoba, pero en 2012 la Corte Suprema concluyó que había duda probatoria y la absolvió.

Vélez, por su parte, no ha sido señalado como falso testigo solo en el expediente de Nancy Patricia Gutiérrez por parapolítica. Por ejemplo, fue denunciado por la defensa del excongresista Luis Alfredo Ramos, contra quien rindió testimonio ante la Corte Suprema. Vélez afirmó que los paramilitares dieron la orden de apoyar a Ramos en su carrera hacia el Congreso.