Manchester United perdió pero se clasificó a la final de la Copa de la Liga de Inglaterra

El Manchester United reservó este jueves su billete para la final de la Copa de la Liga de Inglaterra (EFL Cup), en la que se medirá, el próximo 26 de febrero en el estadio londinense de Wembley, al Southampton (16:30 GMT).

Los ‘Diablos Rojos’, que en la ida de semifinales ganaron 2-0 al Hull y en la vuelta cayeron por 2-1, han llegado a su novena final de Copa de la Liga -sólo el Liverpool tiene más (12)-, y la primera desde el año 2010, cuando derrotaron en la final al Aston Villa.

En su camino hacia la ansiada final, los hombres de José Mourinho se impusieron a Northampton Town (1-3), Manchester City (1-0), West Ham (4-1) y Hull City (victoria 2-0 en la ida, en Old Trafford, y derrota 2-1 en la vuelta, en el KCOM Stadium).

El técnico portugués podría levantar su cuarta EFL Cup -las tres anteriores ganadas con el Chelsea-, las mismas que tienen ahora Alex Ferguson y Brian Clough.

El Manchester United se verá las caras en el partido por el título con el Southampton, que ha llegado a su primera gran final desde el año 2003.

Hace 14 años, el conjunto del sur de Inglaterra se quedó a las puertas de la gloria en la FA Cup (Copa de Inglaterra), tras caer en el Estadio del Milenio de Cardiff frente al Arsenal.

En 2010, sin embargo, el Southampton levantó el Football League Trophy, un torneo en el que participan los equipos de las últimas divisiones de la Football League, la League One y la League, tercera y cuarta división del balompié inglés.

Ahora, siete años después, y bajo la dirección del francés Claude Puel, los ‘Saints’ han conseguido acceder a su primera final de Copa de la Liga desde 1979.

En su camino hacia Wembley, los del sur de Inglaterra han podido con Crystal Palace (2-0), Sunderland (1-0), Arsenal (0-2) y Liverpool (victorias 1-0 en St Mary’s y 0-1 en Anfield).

La final de la EFL Cup 2017 se disputará el domingo 26 de febrero en el estadio londinense de Wembley a las 16:30 GMT.

Mourinho se volvió a quejar de los árbitros

José Mourinho, entrenador del Manchester United, abandonó este jueves la entrevista pospartido con la cadena británica de televisión Sky Sports a los 28 segundos, visiblemente descontento por la actuación arbitral en el partido de vuelta de semifinales de la Copa de la Liga frente al Hull.

Aunque el United perdió por 2-1 en el KCOM Stadium, hizo bueno el triunfo 2-0 de la ida en Old Trafford para reservar su billete para la final del próximo 26 de febrero en Wembley, donde se medirá con el Southampton.

“Quiero felicitar a mis jugadores porque ha sido muy difícil llegar a esta final, y ahora estamos ahí”, dijo un malhumorado Mourinho.

“No quiero decir nada más porque es suficiente. Estoy tranquilo, me comporté en el banquillo, no me expulsaron, no hubo ningún castigo, así que no tengo más palabras”, declaró el portugués, antes de marcharse de la entrevista a los 28 segundos.

Mourinho estaba visiblemente descontento por la actuación del árbitro, Jon Moss, quien pitó un polémico penalti en contra de su equipo por una falta del argentino Marcos Rojo que no existió y más tarde obvió uno a su favor por una falta que sufrió Smalling dentro del área.