Mininterior confirma que Clan de Golfo está ocupando zonas abandonadas por FARC

El Clan del Golfo, la principal banda criminal del país, está avanzando a zonas donde la guerrilla FARC tenía presencia y que ha abandonado para concentrarse y dejar las armas en el marco del acuerdo de paz, informó este martes el gobierno.

“Se ha identificado un avance de estructuras narcotraficantes del Clan del Golfo hacia zonas post FARC, por lo que el Gobierno Nacional actuará con toda la contundencia contra este grupo criminal”, indicó el Ministerio del Interior en un comunicado.

Las FARC, principal y más antigua guerrilla del país, han denunciado reiteradamente la presencia de grupos paramilitares en territorios donde han tenido influencia histórica o en sitios aledaños a donde van a dejar las armas.

El grupo rebelde, que firmó en noviembre un acuerdo de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos para superar un conflicto armado de más de medio siglo, califica al Clan del Golfo como una organización paramilitar, aunque las autoridades la consideran delincuencia organizada.

En el marco del pacto de paz, las tropas guerrilleras se agrupan en 51 zonas del país para, a más tardar el 31 de enero, concentrarse en 26 lugares donde en un plazo máximo de seis meses deberán dejar las armas y dar el paso a la vida civil, bajo supervisión de Naciones Unidas. (Vea: Imágenes del día a día de las Farc en zona de preagrupamiento en Nariño)

Las FARC y varias organizaciones sociales y políticas responsabilizan al Clan del Golfo del asesinato de defensores de derechos humanos y de líderes campesinos, y de poner en peligro la implementación del pacto de paz. 

Según el movimiento izquierdista Marcha Patriótica, este año han sido asesinados 14 líderes sociales y defensores de derechos humanos, mientras la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidades para los Derechos Humanos contabilizó 64 homicidios en 2016. (Le puede interesar: “Nos están matando y nadie hace nada”: Gustavo Pedraza)

“Un solo asesinato de líderes sociales amenaza la consolidación de la paz territorial”, agregó el ministerio, que se comprometió a proteger a esta población y a garantizar “mayor celeridad” en las investigaciones de estos crímenes.

El Clan del Golfo, anteriormente llamado Los Urabeños, tiene sus orígenes en disidentes de grupos paramilitares que se desmovilizaron masivamente entre 2003 y 2006.

El conflicto armado colombiano ha involucrado a guerrillas de izquierda, de las que el ELN es la última activa, así como a paramilitares de extrema derecha y agentes estatales. La confrontación interna ha dejado 260.000 muertos, 6,9 millones de desplazados y unos 60.000 desaparecidos.