Representante legal de IPS acepta cargos por el ‘cartel de la hemofilia’ en Córdoba

Ruben Dario Guerra Gil, representante legal de la IPS San José de La Sabana aceptó los cargos de peculado por apropiación falsedad y concierto para delinquir por su participación en el ‘cartel de la hemofilia’ en Córdoba. Por aceptar su responsabilidad en los hechos, un juzgado de Cartagena le impuso medida de aseguramiento domiciliaria, con la prohibición de salir del país y de hablar con los otros imputados en el caso.

Guerra Gil, quien fue capturado el pasado jueves, representaba a la entidad de salud implicada en la celebración irregular de contratos con la Secretaria de Salud de Córdoba. La IPS suscribió un contrato por 7.000 millones de pesos para la atención de pacientes. Sin embargo, según las investigaciones, había presentados historias clínicas ficticias y exámenes médicos falsos de pacientes que nunca fueron atendidos o ni siquiera existen. Con estas maniobras desfalcaron el sistema de salud del departamento. (Lea: La Fiscalía le cayó al cartel de la hemofilia en Córdoba)

La investigación surge de un informe de la Contraloría General que reveló que durante los años 2013 y 2015 la Secretaria de Salud de Córdoba justifico el pago de $40.000 mil millones  a dos Instituciones Prestadoras de Salud por el suministro de medicamentos que no estaban en el Plan Obligatorio de Salud (POS) para pacientes presuntamente diagnosticados con esta enfermedad.

Con la captura de Guerra Gil son siete las personas vinculadas  a este cartel: Alfredo Aruachán Narváez, secretario de salud de Córdoba entre 2013 y 2015; Edwin Preciado Lorduy, secretario de salud en 2015; Alexis Ghaines, médico epidemiólogo de la secretaría de salud; Alfredo Ceballos Blanco, excoordinador del Plan Ampliado de Inmunización (PAI); Juan David Náder, exauditor de esa entidad; y Marcela Suárez, también exauditora. (Lea: A prisión otros dos exsecretarios por el ‘cartel de la hemofilia’ en Córdoba)