Sin Daniel Torres, Alavés igualó con Celta de Vigo en la semifinal de la Copa

Celta de Vigo y el Alavés dejaron abierta la semifinal de la Copa del Rey, tras empatar 0-0 este jueves en el partido de ida de la eliminatoria, que se decidirá la próxima semana en el campo del equipo vasco.

El Celta, que el pasado año ya había llegado a la semifinal copera, donde fue eliminado por el Sevilla, salió dispuesto a hacerse con las riendas de un partido dificultado por la intensa lluvia que caía en Vigo.

Los hombres del argentino Eduardo ‘Toto’ Berizzo dominaron el balón frente a un Alavés, que presionaba muy arriba tratando de dificultar la salida desde atrás de los ‘celtiñas’ y buscar el contraataque.

A los cinco minutos, el goleador del Celta, Iago Aspas, llegó por la izquierda para poner un centro al otro lado, que logró interceptar el alavesista Zou Feddal antes de que llegara el danés del Celta, Daniel Wass.

Fue la principal ocasión para los celestes, que vieron como los visitantes se fueron creciendo a medida que pasaban los minutos hasta acabar haciendo sufrir a los locales en los últimos minutos del primer tiempo.

Casi al final de los primeros 45 minutos, el Alavés contó con la mejor ocasión hasta ese momento cuando Camarasa centró desde la derecha al área celeceste donde Manu García, prolongó al segundo palo obligando al portero Sergio Álvarez a desviar a córner (40).

Tras el descanso, la fuerte lluvia multiplicó la imprecisiones y resbalones de los jugadores de ambos equipos, que tenían muchos problemas para mover la pelota.

La segunda parte empezó con ocasión para los visitante, cuando el francés Theo Hernández se internó por la izquierda y su centro lo rechazó Gustavo Cabral a las manos de su portero (54).

Apenas cuatro minutos después, el Celta contestaba con un tiro en el área pequeña de Iago Aspas, que sacó el portero Fernando Pacheco (58).

Vértigo 

Aspas, mejor goleador español de la Liga, volvería a poner el susto en el cuerpo a los alavesistas con un disparo al larguero (66) y más tarde volvería a lucirse con un remate de espaldas que se fue fuera (75).

Esas oportunidades contribuyeron a poner un punto de calma en el juego del Celta, que en el primer cuarto de hora del segundo tiempo se mostraba muy nervioso e impreciso.

Berizzo movió el banquillo buscando un punto más de velocidad al cambiar a Teo Bongonda por Pione Sisto (69).

Los locales acabaron encerrando en su área al Alavés, que decidió esperar atrás más preocupado en los últimos minutos por evitar un gol que por irse hacia delante.

“Le agregamos vértigo en la segunda parte, que fue lo que en la primera parte nos faltó, tal vez por asegurar el balón y jugar seguro. En la segunda mitad liberamos nuestro ataque corriendo y eso nos transformó en más verticales, en ese campo nos manejamos muy bien”, dijo Berizzo tras el partido.

El técnico alavesista, el argentino Mauricio Pellegrino, también movió el banquillo tratando de reforzar las bandas con las entradas de Edgar Méndez y Carlos Vigaray por Gaizka Toquero e Ibai Gómez ante el empuje de los locales.

Los últimos minutos fueron de completo dominio de los locales que en el minuto 87 tras el saque de una falta, vieron como Pablo ‘Tucu’ Hernández enviaba un balón al palo (88), antes de que Jony soltara otro disparo que blocó Pacheco (88).

El empate deja completamente abierta la semifinal que se decidirá el próximo miércoles en el campo del Alavés, aunque el Celta logró su objetivo de no encajar un gol en su campo.

“No hemos podido convertir que era nuestro objetivo, pero bueno nos vamos con la sensación de que la eliminatoria está abierta y que tenemos que decidir en casa”, afirmó Pellegrino tras el partido.